¡Bienvenidos a la comunidad! abierto las 24Hs...


Click para mas información en:
Usuarios online
contador usuarios onlinejuegosanuncioschistes
Escritores anónimos para nosotros mismos, para los que nunca van a saber si lo son, pero escriben ya que las letras son "obreras contra la angustia, amigas de nuestra prisión y el consuelo en los bosques de la desesperación..."(Letras)

El objetivo del sitio es poder mostrar en comunidad escritos, ya sean poesía, cuentos, prosas, monólogos, novelas y demás géneros literarios.

Los interesados, deben registrarse aquí en la pagina y así publicarlo con su propia cuenta, de esta manera podremos comentarlos y compartirlos con los demás autores.

IMPORTANTE: Al registrarse a PPAA estás aceptando estás 3 reglas del sitio:
Por cada post que publique dejar dos o mas comentarios en otro post.

No postear mas de una publicación al día.(el 2do post en un mismo día podría ser eliminado)

Las publicaciones que contengan solamente enlaces a blogs, sólo el titulo del texto o que sean re-publicadas también serán suprimidas, ya que es injusto para los demás autores, los que intercambian opiniones y participan


Recomendamos etiquetar los post con su nombre de usuario y el género literario. (Mas detalles click aquí)

También te invitamos a que visites nuestro nuevo espacio "Notas y Opinión", pensado para alojar artículos periodísticos, informes, recomendaciones, Reflexión, etc etc, rompiendo con las estructuras, un espacio de libre expresión.

Mail: poetasanonimosBLOG@gmail.com
FACEBOOK: https://www.facebook.com/poetasanonimossa

Saludos! Administrador ( Poetas Anonimos )

domingo, 13 de marzo de 2011

Hadas de tormenta


Bajo el manto grisáceo y melancólico de octubre se extendían mis pisadas, incluso las mariposas se refugiaban de la lluvia en algún árbol. La gente, con caras tan grises como el cielo deambulaban por las calles. Siguiendo el eterno fluir de sus fatigadas rutinas.

 Fue entonces cuando la vi, corría apresurada, tal vez estaba siguiendo algún invisible conejo blanco, o simplemente se le hacia tarde para llegar a alguna parte. El tiempo se detuvo, incluso daba la impresión que con su sutil presencia caminaba sin que las gotas de agua fría que caían la tocaran. Yo también me detuve, encendí un cigarrillo, el efímero espejismo desapareció corriendo asta dar vuelta en una esquina, me pare bajo la marquesina de un viejo teatro y me dispuse a leer mi diario mientras que dejaba que aquel vendaval de otoño menguara para poder continuar mi marcha.

 Lo mismo de siempre en el periódico, crisis financieras, inseguridad creciente, todo siguiendo la regla matemática básica, entre mas pobreza mas violencia, aparte mi vista de aquel desalentador panorama de negros y blancos que se me quedaba en los dedos, y empecé a divagar. Que hermoso y frío era aquel espectáculo, ver como las pequeñas gotas de lluvia se estrellaban en el cableado eléctrico de la ciudad y en el pavimento, se me figuraban pequeñas hadas danzarinas que brillaban bajo la luz ámbar de la vía pública, después, casi automáticamente saque un bolígrafo y me puse a garabatear un poema en el dorso del periódico que traía en la mano:
 



Hadas de tormenta

Pequeñas y efímeras criaturas,
Material de mis mas locos sueños,
Bailan al unísono en la sinfonía,
En la cacofonía de un inarmónico concierto.

Dulces y acuosas hechiceras,
Enemigas del silencio y el vacío,
Tintineantes campanitas de este otoño,
Húmedas y bellas compañías.

Hadas de tormenta pasajera,
A donde van cuando sus alas se marchitan,
Se convierten en charcos para ahogar mis pisadas,
O simplemente en carne que alimenta alcantarillas.










De repente así de imprevista como llego la lluvia se marcho, pare de escribir y levante mi mirada. Para mi sorpresa caminando por la acera de enfrente reapareció aquel espejismo de Alicia urbana venia ya caminando sin ninguna prisa e increíblemente a pesar de aquel torrencial aguacero, no se notaba humedad ni en su ropa ni en sus cabellos, en eso, justo cuando caminaba a la misma altura donde yo me encontraba parado detuvo su marcha en seco, si es que me permiten esa absurda expresión dado el hecho de que toda la calle se encontraba totalmente mojada, algo observo en el suelo que llamo su atención, lo levanto, parecía el ala de una mariposa, o por lo menos eso se me figuro a esa distancia, sonrío, y esa sonrisa fue  toda una metáfora, como que si en su rostro hubiera habido una fuerte lluvia, para luego darle paso a un tímido rayo de sol. Guardo la pequeña ala en su bolso y reanudo su camino, yo hice lo mismo salvo que en dirección contraria. Mientras caminaba una absurda idea paso por mi mente, que aquella surreal  “Alicia” no era otra cosa que la materialización completa de aquellas pequeñas criaturas en las que unos momentos antes concentraba mi ensoñación, y que se había detenido para recoger una de sus alas que dejo caer en aquella lluvia  que bañara la ciudad momentos antes. Voltee pero ya no la vi y solo me quedo despedirme en silencio de aquel extraño suceso de aquella hada de tormenta de carne y hueso.

D.C.

 
Comunidad News

Poetas Anónimos

Consigue este cartel de poetas anonimos

! POETAS ANÓNIMOS ! - "©-2008 ¡anónimos pero, más anónimos al menos!;
ir arriba