¡Bienvenidos a la comunidad! abierto las 24Hs...


Click para mas información en:
Usuarios online
contador usuarios onlinejuegosanuncioschistes
Escritores anónimos para nosotros mismos, para los que nunca van a saber si lo son, pero escriben ya que las letras son "obreras contra la angustia, amigas de nuestra prisión y el consuelo en los bosques de la desesperación..."(Letras)

El objetivo del sitio es poder mostrar en comunidad escritos, ya sean poesía, cuentos, prosas, monólogos, novelas y demás géneros literarios.

Los interesados, deben registrarse aquí en la pagina y así publicarlo con su propia cuenta, de esta manera podremos comentarlos y compartirlos con los demás autores.

IMPORTANTE: Al registrarse a PPAA estás aceptando estás 3 reglas del sitio:
Por cada post que publique dejar dos o mas comentarios en otro post.

No postear mas de una publicación al día.(el 2do post en un mismo día podría ser eliminado)

Las publicaciones que contengan solamente enlaces a blogs, sólo el titulo del texto o que sean re-publicadas también serán suprimidas, ya que es injusto para los demás autores, los que intercambian opiniones y participan


Recomendamos etiquetar los post con su nombre de usuario y el género literario. (Mas detalles click aquí)

También te invitamos a que visites nuestro nuevo espacio "Notas y Opinión", pensado para alojar artículos periodísticos, informes, recomendaciones, Reflexión, etc etc, rompiendo con las estructuras, un espacio de libre expresión.

Mail: poetasanonimosBLOG@gmail.com
FACEBOOK: https://www.facebook.com/poetasanonimossa

Saludos! Administrador ( Poetas Anonimos )

martes, 26 de agosto de 2014

Estopa "Maqueta"



Una breve aproximación al Amor




Componer el prefacio al contrapunto amoroso “Las Dos Caras del Alma”, exigía conocer algo más del amor. A mi
edad, pensaba tener la suficiente experiencia, pero me faltaba saber el número
exacto de las obras reales o de ficción para las cuales hubiera sido el tópico
central.

La rápida aproximación a la literatura universal en una famosa librería
de Saint Louis, arrojó ciento cuarenta libros en los que se desarrollaban
vidas, goces y penurias sentimentales de célebres parejas; desde Marco Antonio
y Cleopatra hasta Hitler y Eva Braun; pasando por Abelardo y Eloísa, Romeo y
Julieta, Tristán e Isolda, John Lenon y Yoko Ono… En los resultados faltaban
relatos y al sumarlos mentalmente, establecí trescientos como cifra provisional…
pero seguían faltando. Esquilo, Sófocles, Eurípides; las epopeyas de India y
América y antes que nada, las novelas y los cuentos que incluyera Cervantes en
el Quijote. Según algunos, el célebre
Manco agota en ellos todas las concepciones posibles del amor.

Román:

El silencio de mi alma
son las voces de las dudas,
su llanto, estas letras.

Con hilos de luz de plata a mi noche
le haré un vestido con volantes de rocío
y olas de espuma blanca…


Salí
turbado de la librería. Ese impulso que lleva a un ser humano a caer en los
brazos de otro, transformando vidas, convirtiendo  existencias en triunfos, tragedias o
fracasos, era el protagonista casi exclusivo de la literatura universal; el
centro del gusto de lectores, oyentes y espectadores. En Estados Unidos estoy
en contacto permanente con inmigrantes y suelo escuchar las numerosas e
intensas historias de sus amores. Ante la dureza de las leyes, muchos vínculos
se convierten en prolongadas y fatales separaciones. En vez de recurrir a las
ricas fuentes lingüísticas de sus culturas nativas, las parejas suelen expresar
los sentimientos con el lenguaje lleno de tópicos de las novelas de televisión.

 Las Dos Caras del Alma. Había terminado
la primera lectura de las ciento y pico de páginas del manuscrito donde una vez
más el amor llevaba la voz cantante. Estaba impresionado por el derrame de
palabras; de giros; de imágenes. No había leído todo lo escrito sobre el amor
(La cifra de las obras seguía aumentando y sería imposible abordarlas en el
curso de una vida), pero me asombraba y hasta me estremecía aquel despliegue de
Román y de Kai-Mai; ese nuevo lenguaje para un tema antiquísimo.

Kai-Mai:

Es tan simple
bucear los corales,
estando desnuda.
Yo duermo,
pero tú ¿Alguna vez te duermes?−
Te veo con expresión perpleja
por aquí y por allá, entre los corales,
por el agua y por las nubes un poco antes…

Encontrar la clave de la alegría que me despertaban las imágenes aladas,
las expresiones certeras, sería encontrar la clave de este prólogo

Eran las tres de la tarde en Saint Louis. En Barnes & Noble, acababa de constatar que las millones de
páginas dedicadas al amor, se apilan en borgianos estantes repletos de libros
en papel que aún quedan en muchas partes del planeta; que día a día invaden los
sueños electrónicos de nuestra era. La pregunta persistía: ¿por qué este puñado
de versos de Kai y de Román; esas voces cadenciosas; ese contrapunto capaz de
romper el pecho de cada lector, podía  
renovar de aquel modo el entusiasmo, el deseo de amar?

Kai-Mai:

La Mente y el Alma

El corazón es
capaz

de cubrir la mente,
hasta matarla si se lo
propone.


Sin embargo,

ninguna mente es tan poderosa

para cubrir y asfixiar un corazón…

Volví a mi casa y me senté
frente al computador. Rápido chateo con Kai-Mai. Bajo el efecto de las
historias que acababa de repasar, le pregunté qué pensaba de Marco Antonio y
Cleopatra (Una de los relatos que me impactara desde mi lejana adolescencia).
La respuesta de la autora fue simple:

Nunca he pensado en eso; mi amor es
tan natural como la respiración y al mismo tiempo no tiene ninguna lógica…

 Salí a caminar. Caía la tarde sobre la ciudad
de Saint Louis. En el Missisipi, los barcos regresaban a puerto, y el enorme
arco plateado del Downtown, reflejaba
las últimas luces del día. En la ribera, algunas parejas marchaban juntas;
otras se despedían hasta el día siguiente; otras se separaban para siempre.

A los
sesenta y cinco años, Las Dos Caras del
Alma
me enseñó algo muy obvio: toda historia de amor tiene su propio lenguaje;
un idioma que no arranca de las circunvoluciones del cerebro (es cierto,
Kai-Mai: carece de lógica). Lo engendran los laberintos de las entrañas. Cada
pareja de amantes debiera forjar el lenguaje intransferible de su historia
personal; crear las palabras que expresen esa fuerza capaz de inaugurar mundos
con cada abrazo.

Kai-Mai y
Román lo habían logrado. En forma de contrapunto, el amor de ambos está
expresado en este volumen. Las palabras se obtuvieron de estrujar y estrujar
esa glándula misteriosa que en el cuerpo segrega el amor. La mayoría de las
parejas se limitan a vivirlo. Aunque experimenten intensidades arrolladoras,
son pocas las que encuentran al aedo, al rapsoda capaz de cantar el
sentimiento;   son menos aún las que
pueden cantarse uno al otro ese sortilegio de amaneceres; de agonías y
resurrecciones que encierra toda relación amante.

Kai-Mai y
Román lo han logrado.
En este
libro se encuentra el testimonio.

Kai-Mai:

¿El amor? ‒ le conozco bien ‒
lo encuentro a menudo
en el disturbio de las noches de
primavera,
en las gotas refrescantes de la lluvia
de verano,
en las tormentas del otoño
y en los brillantes copos de la primera
nieve...

GOCHO VERSOLARI


 
Comunidad News

Poetas Anónimos

Consigue este cartel de poetas anonimos

! POETAS ANÓNIMOS ! - "©-2008 ¡anónimos pero, más anónimos al menos!;
ir arriba