¡Bienvenidos a la comunidad! abierto las 24Hs...


Click para mas información en:
Usuarios online
contador usuarios onlinejuegosanuncioschistes
Escritores anónimos para nosotros mismos, para los que nunca van a saber si lo son, pero escriben ya que las letras son "obreras contra la angustia, amigas de nuestra prisión y el consuelo en los bosques de la desesperación..."(Letras)

El objetivo del sitio es poder mostrar en comunidad escritos, ya sean poesía, cuentos, prosas, monólogos, novelas y demás géneros literarios.

Los interesados, deben registrarse aquí en la pagina y así publicarlo con su propia cuenta, de esta manera podremos comentarlos y compartirlos con los demás autores.

IMPORTANTE: Al registrarse a PPAA estás aceptando estás 3 reglas del sitio:
Por cada post que publique dejar dos o mas comentarios en otro post.

No postear mas de una publicación al día.(el 2do post en un mismo día podría ser eliminado)

Las publicaciones que contengan solamente enlaces a blogs, sólo el titulo del texto o que sean re-publicadas también serán suprimidas, ya que es injusto para los demás autores, los que intercambian opiniones y participan


Recomendamos etiquetar los post con su nombre de usuario y el género literario. (Mas detalles click aquí)

También te invitamos a que visites nuestro nuevo espacio "Notas y Opinión", pensado para alojar artículos periodísticos, informes, recomendaciones, Reflexión, etc etc, rompiendo con las estructuras, un espacio de libre expresión.

Mail: poetasanonimosBLOG@gmail.com
FACEBOOK: https://www.facebook.com/poetasanonimossa

Saludos! Administrador ( Poetas Anonimos )

lunes, 7 de marzo de 2011

El telefono

El teléfono

El teléfono sonó en aquella noche. Susana se levantó a atender pero del otro lado no contestó nadie. Siguió durmiendo. Al otro día ocurrió lo mismo. Solo que esta vez fue mientras cenaba. Colgó y regresó a la mesa.
Durante las semanas poteriores fueron dos llamadas en vez de una. A veces a la mañana, otras a la tarde o durante la noche. Pero siempre tenían la misma modalidad. Ella atandía y del otro lado nadie respondía.
Esta situación si bien no la preocupaba ya le resultaba un poco extraña. Pensaba que tal vez se trataba de alguno de sus dos hijos que vivían en Italia y no se podían comunicar. Pero luego descartó esa hipótesis al hablar con ellos y comprobar que nunca habían llamado.
Hacía dos meses que vivía en ese departamento. Despues que murió su marido a causa de un cancer terminal y ella notó que la antigua casa de Devoto le quedaba enorme. Entonces decidió venderla y mudarse al barrio de Caballito. Trabajaba de Lunes a Viernes como cajera en un banco. Y los fines de semana generalmente se dedicaba a pasear con amigas o visitar a su madre.
Otro día estaba cocinando ravioles. Sonó de nuevo el teléfono. Atendió. Pero esta vez le contesta una voz que le dijo_ ¿ está rico el menú ?_ para luego colgarle.
Se quedó paralizada a causa del miedo. Creía que alguien la espiaba.
Lo mismo le ocurrió la tarde siguiente cuando regresó de su trabajo. Apenas se cambió de ropa para estar mas cómoda la interrumpió una llamada. Y del otro lado la misma voz que le preguntó_ ¿ que tal te fue en el trabajo ?
Esto la puso todavía mas nerviosa. Temía que se tratara de alguien que quisiera robarle o secuestrarla. Pensó en llamar a la policía. Pero luego desistió de tal idea al no saber que decirle o no tener pruebas.
Para intentar calmarse fue a visitar a una amiga. Con ella estuvo un largo rato hablando y tomando café. Como esta tambien vivía sola la invitó a que se quedara a cenar.
Al volver a su departamento Susana se quedó haciendo unas cosas con la computadora. Luego miró un poco de televisión para mas tarde irse a dormir. En toda esa noche no recibió ninguna llamada. Solo mensajes de texto a su celular que eran propagandas o algun que otro conocido suyo. Pero nada fuera de lo normal.
También empezó a resultarle llamativo aquel teléfono. Uno de esos aparato antiguos de color negro. Nadie la llamaba por ahí y muy pocos sabian su número. Solo se comunicaban con ella a traves de su celular. Tampoco tenía idea de los motivos por los cuales los antiguos dueños de ese departamento lo habian dejado. Pensó que tal vez se tratara de un olvido y que pronto se lo irían a reclamar.
Tres días después, mietras desayunaba, ese aparato volvió a sonar. Y detrás aquella voz que ahora le dijo_ viste que durante este tiempo no te llamé_ para luego cortar.
Terminó de tragar la última tostada abruptmente y salió para su trabajo. No sin antes hacerle un breve comentario al encargado del edificio. Quien le dijo que no tenía la menor idea de esto que le ocurría y no vió a nadie sospechoso merodeando la zona. Caminaba apurada. Mirando hacia todos lados a ver si alguien la seguía. Hasta hubo una vez que se cruzó con un abuelo, ella no lo vió y se lo llevó por delante hasta dejarlo tirado en el piso. Lo que hizo que recibiera algunos insultos por las personas que estaban allí presentes.
Al regresar volvieron a llamarla. No atendió. Luego se escuchó una risa. Mas tarse el teléfono sonó de nuevo. Esta vez mientras se lavaba los dientes después de cenar. Atendió y del otro lado esa voz le pregunto_ ¿ ya te vas a dormir ?
A lo que Susana gritó desesperada_ ¡ Quien sos ! ¡ Que querés ! _ pero nadie respondió.
A mitad de la noche hubo otra llamada. Susana se adelantó preguntando en voz alta_ ¿ Que querés de mi ?
Y al ver que del otro lado no había mas que silencio de los nervios cortó el cable, tomó el aparato y lo estrelló con furia contra el piso. Luego de este empezo a salir sangre a borbotones.

 
Comunidad News

Poetas Anónimos

Consigue este cartel de poetas anonimos

! POETAS ANÓNIMOS ! - "©-2008 ¡anónimos pero, más anónimos al menos!;
ir arriba